Header

ultra lights

Cosas de la vida. He conocido (no, bíblicamente no) a un coreano. Simpático, creativo y que habla italiano. Teníamos que trabajar juntos, así que el miércoles quedamos en una primera reunión. El señor en cuestión, con carita de treinta y cinco pero cuarenta y dos a sus espaldas, fumaba una variedad de cigarrillos hasta ahora inexistente en España.


Nótese que en Corea del Sur no se puede fumar hasta los diecinueve.

Por cierto, esto sucedió en Salmorejóliwood, porque ¡ahora vivo aquí!
Adéu-siau.

2 efectos secundarios:

Herel dijo...

Abajo, en hangul, puede leerse:
"Fumar puede producir comunismo" :P

Ephedro dijo...

Lo que está claro es que este amiguillo fumaba demasiado como para no fumar Ultra Lights...