Header

tictactictactictactictac


Rápido.
Aeropuerto de Orly.
Nueve y media de la mañana.
Miro el reloj. No quiero perder el vuelo.
No sé montar vídeos, así que no puedo trucarlos:

video

Yo lo llamo el Orlyhorloge.
¿Comentarios?

Más gracias del transporte público, aquí.

making of

Recordaréis que Redronin1B me pringó en el proyecto esPOP,mamá. Bueno, pues he estado por ahí este verano y, siguiendo el sabio consejo de mi mentor en cultura pop, fui a ver un grupo que se llama Caravan Palace. De él os cuento más en el reportaje del concierto, esto es sólo un cómo se hizo el artículo primigenio.
No conseguí convencer a ningún amigo de que viniera a escuchar un concierto gratis junto al Sena. Sí, suena a que cualquiera se resistiría, lo sé. Pues en su defensa diré que uno de ellos creo que estaba un poco hastiado de la vida, por sus encierros en laboratorio y por sufrir el amor a distancia, y no quería relacionarse con otros seres humanos. Bueno, esto son sólo conjeturas mías, su frase fue «¿Yo? ¿Ahí? ¿Al lado del río? ¡Por favor!», al más divino estilo diva. Otro se acababa de volver a su tierra andaluza, de modo que me tocó ir al concierto solito. Había más, pero estaban de fin de semana fuera. Me lavé, vestí y acicalé, me armé de música para el metro de la que infunde energía positiva y de Tolbiac me planté en Sully - Morland.
Llegué justito al principio. Aquello estaba abarrotado, pero los franceses y demás especímenes que pululaban junto al Sena eran seres civilizados y me dejaron pasar a un punto donde pude ver el concierto más bien de cerca y donde pude bailar. Con la emoción del aventurero solitario infundida en el cuerpo, me desaté a bailar y a disfrutar de aquel derroche artístico. Bailé como cuando no le ven a uno.
Disfruté como un enano. Al acabar el concierto, me acerqué a uno de los artistas y le expliqué:
«Hola, mira, es que escribo en un blog de cultura pop en español. Me ha encantado el concierto y me gustaría hacer una entrevista muy cortita al grupo para una entrada y tal».
Estábamos separados por una valla de las que se ponen en las obras, en actos y espectáculos. Me dijo que volviera en un cuarto de hora o así, que estaban recogiendo, que tenían que hacerlo en ese momento y que no me podían atender aún.
Hice un intento de conseguir una cerveza: error.
Ni en las callejuelas del barrio del Marais (que a mi me gusta llamar «la Marisma» y a un amigo «el Pantano»), que estaba al lado, ni en los puestos abarrotados de Paris Plages se podía conseguir cerveza en quince minutos.
Así que, como la mojama, volví a ver si me podían conceder unos segundos para hablar con ellos, intercambiar impresiones y esas cosas. Primero me pusieron este sello:
Acto seguido, me pasaron a un área vi-aï-pi que había montada detrás del escenario. Unas salas prefabricadas acotaban un lado del área y el muro que separaba el muelle de la calle acotaba el otro. Las salas eran camerinos para los grupos y espacios de prensa donde la tele estuvo entrevistando a los que habían actuado aquella noche. Estaba todo enmoquetado con cesped artificial, cubierto con unas lonas preciosas, lleno de sillas y mesas. Además, tenía una barra libre. Así que yo con un disgusto, madre...
Entrevisté y me quedé un rato. Admito que mi primer impulso fue hacerme colega de los Caravan Palace, que me parecieron encantadores. No obstante, mis habilidades sociales estaban un poco agotadas. Finalmente, me hice otros amigos allí con los que atravesé París hasta la zona de la plaza de la Bastilla, con salida de patinadores (rando rolleurs) incluida. La verdad es que nos lo pasamos estupendamente en un bareto de la rue de la Roquette, charla que te charla. Y que me quiten lo bailao.
Ah, hablando de baile: recibí al día siguiente un mensaje electrónico a mi perfil.

Hi epHedro,
It's been a long time and I hope you remember who I am. I could have sworn I saw you dancing like crazy on Paris Plage this evening, is that possible?
Hope life is treating you well wherever you are.

No comments.

No os podéis perder el reportaje tan chulo que me ha quedado.
______________
Para legos:
Hola, epHedro:
Hace tiempo ya y espero que te acuerdes de mí. Juraría que te vi bailando como un loco en Paris Plage anoche ¿puede ser?
Espero que te vaya bien dondequiera que estés.

God hates fags

A veces se encuentra uno con cosas que no le dejan salir del asombro. ¿Ustedes creían que Texas era de lo más conservador? Pues no se pierdan Topeka, en Kansas, que no tiene desperdicio. Esta ciudad es la sede de la iglesia baptista* de Westboro. Tiene cosas que me harían llorar una mañana de resaca y que me frustran por fresco que esté. Me cabrean de tal manera que no pienso enlazarlos directamente: el que quiera que sus visitas a la web aumenten, que los busque, que no es difícil encontrarlos.
Un blog de nombre curioso me llevó hasta una entrada en la que vemos cómo estos elementos sectarios se dedican a difamar contra España entera de la forma más ruin. La frase viene a ser esta:

God hates Spain.(clic para ver más del texto original)

La nota de prensa, traducida, reza:
Dios odia a España.
Gracias a Dios por los 160 muertos en el accidente de avión de hoy en Madrid, venganza del Señor contra España por haberse vendido a los planes de los maricones.

Pésame. Os imagináis cuánto. Por un lado me parece rastrero jugar con un accidente mortal tan desgraciado, que debe arrastrar la pena de más de un centenar de familias vivas. Por otro me parece imposible que la homofobia pueda llegar a ese grado.
Es interesante ese proselitismo del odio discriminado, porque su magnitud sobrepasa los límites de lo humano y se convierte en un fanatismo exacerbado destructivo. Es muy interesante porque utiliza una doctrina (el Cristianismo) que fue la cuna de los valores que han basado la convivencia occidental (¡no matarás!) y la combina con un mensaje completamente truncado.
Sus afirmaciones las plasman en carteles que portan sus piquetes a los actos que condenan o utilizan. No se privan de agradecer la venida del Katrina, el derrumbamiento de las torres gemelas, cargar contra otros pastores o el mismo Bush.
Para muestra del temor de Dios, botones:

(clic para verlo en grande)

Mi mayor preocupación es la educación de los feligreses de esta iglesia. ¿Por qué? Porque una persona que no se ajuste a sus cánones y se críe bajo los preceptos de esos cuatro extremistas, tiene asegurada una vida de duda interior, tormento y autoengaño. Creerá que sus pensamientos son pecaminosos, que sus gustos son impuros y que el bien es impedir que los demás vivan felices. Ya nos hemos dado cuenta de que son cuatro gatos, pero puede más un cabrón con un arma que diez corderos.
Y ¿se pueden admitir estas corrientes o hay que poner medidas? ¿Qué me decís al respecto?
_______________________
* En la Wikipedia han puesto «bautista», pero la R.A.E. dice que en cuestión de doctrina se habla de «baptista».