Header

NYChronicles: the Mermaid Parade

Agotador. El viaje a NY ha sido agotador. Estoy aún recuperándome, de ahí la poca actividad. Pero sarna con gusto, es poco disgusto.

Si recordáis este cartel...

Debéis saber que se trata del aniversario de plata del Mermaid Parade o Desfile de Sirenas. Me encanta cómo lo llamaban por los altavoces: the seaside extravaganza. Se trata de un pasacalles de todo tipo de disfraces, pero principalmente sirenas, tritones y otros seres marinos. Lo organiza la asociación artística de Coney Island, que no es una isla. Se trata de la península que está en la parte sur del distrito de Brooklyn.
Empieza en la calle 10 del distrito y llega hasta aquí:
Como fui un poco perro y seguro que hice algo el viernes que no debía, pues llegué a las mil y el desfile estaba medio disperso. Lo bueno, sin embargo, es que las sirenas y demás pueblos marinos y fantásticos seguían pululando por Coney Island. Aquello tiene su playita, sus chiringuitos de comida, sus baretos de playa y su parque de atracciones.
Esta es una muestra de lo que vi aquel día, aunque no es nada...
(Las imágenes las tenéis a mayor resolución si hacéis clic. Los derechos de las fotos, CC2.5, como el resto del blog).

Sirenita azul. Más de una y más de dos había con este color. Esta se debió levantar a las seis de la mañana para arreglarse.

Fresón andante. O algo así.
Si alguien sabe de qué se trata en realidad, que comente, por favor.

Tritón de cola roja. No se sentía las piernas.
Sí, ha sonado cruel, pero es cierto.
Y no es culpa mía. Y él era feliz.

Tarjetas postales. De Coney Island. De los años cincuenta por lo menos.

Más pueblo marino. Con el World Famous Cyclone al fondo.

Piratas. Ñam.

A imitación de los quarter dollars, o veinticinco centavos, esta sirena celebra el cuarto de siglo, o veinticinco estíos (y tías).

Churtical big mouths. Si no fuera por el mahatma azulado, la foto hubiera tenido una combinación de colores total.

Sirena con piruleta. Ella no se quiere, se adora.

Familia crestada en la playa.

Tritón. Majísimarroba. Con ese toque axiótico.

Busca el product placement.
Si lo encuentras ¡comenta!

El parque de atracciones desde lo alto de la noria. Este parque está como anclado en los años sesenta. Es como entrar en una peli de Stephen King. Bueno, en verano menos.
¿Dónde está Wally? (esta vez no hay que buscar).

El ocaso.
Si os ha parecido interesante, no dejéis de mirar la del año pasado en la web oficial.

4 efectos secundarios:

claradriel dijo...

Yo quiero. Envidia insana. Jo.

Tiene eso que ver con las sirenitas que había en la mani de València??

Éstas eran 100% homemade. Y te preguntarás: cómo se hace un traje de sirena casero?
Yo tampoco lo puedo explicar, pero eran entre lo surrealista, lo más.

Ephedro dijo...

Y esto no es más que una insignificante muestra...
De les valencianes, jo no en sé res!

^_^

Damon dijo...

Nene, que fiestorro...

Estamos perdidos...

El apagón?

Un abracito

Damon

Ephedro dijo...

Oh, my God. New York was like The Bridges of Madison County but in city life.
The blackout just passed by for an hour or so. Then on, we were unaffected at home.
-lottaluv-